FANDOM


SF-MSF-OSF-MSF-MSF-ISF-ESF- SF-BSF-ESF-ESF-RSF-ESF-SSF-T
SF-CSF-USF-RSF-ISF-OSF-SSF-ISF-DSF-ASF-DSF-ESF-S SF-ASF-PSF-ASF-RSF-ISF-CSF-ISF-OSF-NSF-ESF-S SF-ISF-MSF-ÁSF-GSF-ESF-NSF-ESF-S SF-FSF-RSF-ASF-SSF-ESF-S SF-MSF-ÚSF-SSF-ISF-CSF-A
SF-GSF-ASF-GSF- SF-DSF-ESF- SF-SSF-OSF-FSF-A SF-GSF-ASF-GSF- SF-DSF-ESF- SF-PSF-ISF-ZSF-ASF-RSF-RSF-A
Gag del sofá GABF01
No hubo gag de pizarra
SF-GSF-ASF-GSF- SF-DSF-ESF- SF-CSF-ASF-RSF-TSF-ESF-L SF-ISF-MSF-ASF-GSF-ESF-NSF- SF-PSF-RSF-OSF-MSF-OSF-CSF-ISF-OSF-NSF-ASF-L
No hubo gag de cartel No hubo imágenes promocionales
SF-ISF-NSF-FSF-OSF-RSF-MSF-ASF-CSF-ISF-ÓSF-N
Temporada
Estreno original
Guionista(s)
Código producción
GABF01
Episodio
342
Director(es)
Estrellas invitadas
No hay

Mommie Beerest, llamado Tabernísima Mamá en España y La señorita Cerveza en Hispanoamérica, es el séptimo episodio de la decimosexta temporada de la serie de televisión animada Los Simpson.

Sinopsis

  Los Simpson comen en un distinguido restaurante para celebrar que Homer al fin ha pagado la hipoteca de su casa. No obstante, Bart y Lisa comienzan a pelearse usando la comida, dando un espectáculo. Homer, indignado, deja la mesa.

Más tarde, en el bar de Moe, Homer se lamenta y se pregunta porque tendría hijos. Entonces entra en el bar un inspector de sanidad, que resulta ser un viejo amigo de Moe que por esa razón da siempre el visto bueno en sus informes. Sin embargo, mientras realiza una inspección prueba uno de los huevos conservados que hay en el tarro de la barra, y muere debido a ello; luego llega Wiggum y sale corriendo después de ver el muerto.

La semana siguiente, un nuevo inspector finalmente ordena el cierre de la taberna hasta que Moe pueda pagar el arreglo de todas las deficiencias. Poco después tiene lugar un funeral de la taberna al que asisten los mejores clientes y otras personas, después de que Barney cante una canción y Homero diga unas palabras al Bar de Moe; Homer promete a Moe que le ayudara económicamente. Él pide un préstamo de diez mil dólares y pone su casa como garantía.

Marge se entera de Homero volvió a hipotecar la casa, y enojándose más al enterarse que le dio todo el dinero a Moe (quien Marge es consciente no tiene dinero para pagar el préstamo), y al darse cuenta de que ahora es copropietaria del bar de Moe, decide trabajar allí hasta recuperar el dinero. Homer se ve privado entonces de tomar una cerveza después de salir del trabajo, puesto que Marge le ordena que vaya a casa a cuidar de los niños.

Marge sugiere a Moe transformar el bar en un bar inglés. Moe acepta y el bar se cambia.

El éxito es inminente, va toda la gente famosa y adinerada de la ciudad, se hace tan popular que Marge tiene que pasar largo tiempo en ella y llega tarde a la casa, lo que provoca desconfianza en Homer. Homer luego lleva a Marge al cine, donde se encuentra a Moe y Marge lo invita a acompañarlos. Homer siente mucho miedo de perder a Marge. Luego le pide un consejo a Lenny y Carl, quienes le dicen que tiene que pasar más tiempo con ella. Una noche, Marge explica a Homer que ella y Moe van a asistir a un congreso de propietarios de tabernas y restaurantes en Aruba.

Llegado el día, Marge parte con Moe, que, con sus mejores galas, se marcha con Marge en un automóvil naranja hacia el aeropuerto. Alentado por Lisa, decide seguirlos en su auto, pero es detenido por el Jefe Wiggum por circular a gran velocidad. Homer explica su situación, y el policía decide ayudarlo para salvar su matrimonio. Mientras tanto, ya en el avión, Moe le declara su amor a Marge, quien asaltada por la sopresa no sabe qué decir. El Jefe Wiggum continúa la persecución al avión, pero estas vez con las escaleras automáticas del aeropuerto, cuando se acercan al avión Homer entra por el baño de está y discute con Moe, pero este demuestra saber mucho más sobre Marge que él, por lo que se da como derrotado y se va a otra parte del avión. Marge le aclara las cosas a Moe y le dice que ella ama a Homer, en ese instante se va con Homero y le aclara lo sucedido.

Ya en Aruba, Moe se tumba en la arena de la playa, esperando que la marea le lleve. Sin embargo, tan solo consigue que una gran ola le traiga una raya que se le adhiere en la cara y le pega coletazos. Homer y Marge llegan junto a él, y esta le explica que podría conseguir a la chica que quisiera si se duchara, se afeitara y no dijera insultos entre dientes. Aquí Moe dice que hubo un "error" (provocado por él mismo) en las habitaciones y que tendrán que dormir juntos. Como solución, Homer y Moe se ven obligados a dormir ellos dos juntos, mientras Marge lo hace en el sofá. De repente, Marge se acuerda de sus hijos, a los que nadie está cuidando. Ellos se encuentran sobrevolando París en un globo aerostático, como parte de una competencia. De nuevo en Springfield el Moe's vuelve a quedar como estaba antes y Homer y Marge están más enamorados que nunca.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.